Ser Virtual

(Escrito el 04 de septiembre de 2005)

Hay quienes dicen que trabajar en medios informáticos es trabajar en medios virtuales. Otras personas opinan que la virtualidad es estar conectado con la oficina sin estar presente en ella y, en otros casos, hay quienes dicen que ser virtual es hacerse invisible a los otros, aunque podamos verlos, como a los toros, desde la barrera.

La verdad es que ser virtual es un asunto mucho más interesante y atractivo, en tanto nos permite estar en contacto con otros, con los documentos importantes y los negocios en tiempo real o no, y con la efectividad de la presencia física, sin dejar de ser nosotros mismos.

Usted y yo podemos ser virtualmente felices, virtualmente adinerados o virtualmente exitosos en los negocios. Somos todo eso en la vida real?

Poner en situación lo que pensamos, lo que soñamos e incluso lo que más necesitamos es, en esencia, el primer contacto con la virtualidad que todos los seres humanos llevamos a cabo. No se necesita una computadora para imaginarse en medio de unas vacaciones, en el gimnasio o en una muy productiva negociación.

La virtualidad tiene una base muy sencilla y fácil de comprender. Qué habría sido de Cristóbal Colón de no crear una ruta marítima virtual hacia las Indias? O de Graham Bell de no haber soñado con la comunicación simultánea de las voces de las personas?

Actualmente soñamos con educación por medios virtuales. Muchas universidades en todo el mundo ya ofrecen programas educativos en esa modalidad, incluyendo pre y posgrados, con apoyo permanente de los profesores, de los monitores y de los compañeros de clase, personas como usted o como yo a quienes sólo podemos ver por medio de las fotografías digitales o de las webcams, a pesar de que están disponibles para las actividades académicas con sólo enviarles un e-mail.

Nuestro mundo cambia y las formas de vida cambian con el. Educarse, entretenerse e informarse son tareas que se hacen más fácilmente por medio de recursos virtuales, acercando lo que está lejos y utilizando las ayudas de aquellas personas que sueñan, como usted y como yo, con un fin común.

Si usted existe en la vida real, ya existe en el mundo virtual.

Fácil, no?

Juan Pablo Ramírez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *